La mayoría de los avisos que recibimos para solucionar desatascos urgentes en Las Palmas podrían haberse evitado de haber limpiado adecuadamente los desagües y poniendo un poco de cuidado para no tirar por ellos restos de comida u objetos que puedan impedir la circulación normal del agua. Es frecuente que, al retirar los platos de la mesa y antes de meterlos en el lavaplatos, se introduzcan en la pila para enjuagarlos.

Los restos de comida y grasa que quedan en los platos se marchan por el desagüe y se quedan pegados a las paredes de la tubería lo que provoca que el desagüe se atasque. En las casas en las que hay niños pequeños, además, el peligro de atasco se incrementa por esa costumbre que tienen de tirar objetos por el desagüe. Por eso, una forma de evitar la presencia de técnicos en desatascos urgentes en Las Palmas, es colocar sobre el desagüe un filtro o una rejilla que evite que se caiga al desagüe otra cosa que no sea el agua.

Hay que limpiar las tuberías, al menos, una vez al mes. Para eso, te recomendamos que prepares un vaso lleno hasta la mitad con bicarbonato sódico; otro vaso con vinagre blanco y pon a calentar una cacerola con agua abundante y un buen puñado de sal.

Vacía en el desagüe el bicarbonato ayudándote con un cuchara. A continuación, vuelca el vaso de vinagre blanco y verás que empiezan a salir un montón burbujas. No te alarmes, es algo normal. Al cabo de unos 20 minutos, vierte el agua de la olla y verás que tu fregadero vuelve a tragar sin problemas.

SI limpias las cañerías con cierta asiduidad evitarás que estas se atasquen y no tendrás que llamar a DESATASCOS JJ LAS PALMAS.