El mal uso que hacemos de las tuberías y los desagües puede tener consecuencias en otras zonas de la red, teniendo que hacer uso de la localización de arquetas en Las Palmas para limpiar las zonas por las que nuestros vertidos se conducen a la depuradora. La mayoría de los malos olores se solucionan con una buena limpieza y un buen uso de la red, la cual debe estar en perfectas condiciones.

Tener clara la localización de arquetas en Las Palmas para realizar una limpieza de las mismas y evitar problemas mayores es importante también para que los malos olores no afecten a la vía pública o al edificio, extendiendo los problemas a todo tipo de tuberías o redes.

Pero como decimos, nosotros desde casa podemos aportar nuestro granito de arena para que los malos olores no lleguen a otras zonas. A continuación, te vamos a ofrecer unos sencillos trucos caseros para evitar el mal olor de tubería.

Una solución casera, igual de eficaz que algunos productos específicos, es mezclar en un recipiente dos vasos de agua caliente, un vaso de vinagre y cinco cucharadas de bicarbonato. Conseguiremos con esto una espuma natural, que se debe echar a la tubería. Tras este paso, hay que verter litro y medio de agua caliente para generar la reacción de limpieza. Así, los olores habrán desaparecido por completo.

Otro remedio es el café, que consigue quitar cualquier hedor y además previene los malos olores futuros. Rociando café por los desagües conseguiremos que de la pared de las tuberías se retire toda la suciedad que se ha ido acumulando poco a poco. Otras soluciones caseras como por ejemplo el zumo de limón, son altamente eficaces, pero sólo para malos olores de poca intensidad.

Desde Jj Desatascos realizamos trabajos de localización y limpieza de arquetas, zonas en las que nuestros vertidos se van a la red de alcantarillado. Te esperamos.